sábado, 16 de junio de 2007

Aplicacionista Destacado


(1889 - 1969)


Premio Nacional de Arte 1967

Hijo mayor de Laureano Ladrón de Guevara, profesor de castellano en el Liceo de Valparaíso. Nace en la ciudad de Molina y su etapa escolar la vive en el Liceo de Aplicación, su educación superior primero se orienta hacia las leyes y mas tarde a la arquitectura, finalmente se da cuenta que su vocación es hacia las artes e ingresa a la escuela de Bellas Artes.

Entre sus maestros estuvieron Álvarez de Sotomayor, José Mercedes Ortega Y Juan Francisco González, quien le da el apodo de "león del Croquis" por su habilidad para trabajar la figura humana con el carboncillo.

En 1927 junto a Arturo Gordon concursan para decorar el pabellón de Chile en Sevilla, obteniendo medalla de oro. En 1930 viaja a Europa e ingresa a la escuela de Bellas Artes de Copenhague estudiando las técnicas del vitral y fresco.

Fue el pionero en usar la técnica del fresco y trabajó como profesor del taller de pintura mural la Escuela de Bellas Artes en 1933, cargo que ocupó por veinte años, es uno de los primeros artistas que incursionó en las técnicas del mural, luchó incansablemente por dar e esta nueva expresión plástica el lugar destacado que le corresponde, logrando finalmente interesar al Ministerio de Educación en sus gestiones para decorar distintos establecimientos educacionales.

Es el primer fresquista chileno y sus obras reflejan un vigor técnico, de su obra podemos mencionar "Alegorías de las Artes", un fresco realizado en el hall de la Escuela de Bellas Artes. En la Escuela de México de Chillán pinta los retratos de Don Benito Juárez y Don Bernardo O'Higgins.

En el Liceo de Valparaíso conoció a Juan Francisco González quien realizaba clases de dibujo y de historia del arte. El maestro le dio impulso a los entusiasmos artísticos de Laureano Guevara, quien demostró siempre gran amor por la pintura. Más tarde ingresó a la Academia de Bellas Artes de la calle Maturana, dirigida entonces por Virginio Arias. Aquí fue su maestro en dibujo José Mercedes Ortega. Luego, cuando la Escuela se trasladó al edificio del Parque Forestal, sus maestros fueron Fernando Álvarez de Sotomayor, Alberto Valenzuela Llanos, Ricardo Richon-Brunet y Pedro Lira. El afán por aprender, estudiar y el apego a la Academia, hizo que Guevara estudiara allí por Más de diez años. En su amplia labor juvenil se unieron los nombres de la Generación del ‘13 y los renovadores del "veintiocho".



Trabajó junto a Pablo Burchard, Arturo Gordon, Ezequiel Plaza, Waldo Vila y Augusto Eguiluz.
En 1933 fue nombrado profesor de taller de pintura en la Escuela de Bellas Artes, cargo que ocupó durante Más de dos décadas. Fue uno de los primeros artistas que incursionó en las técnicas del mural, cuyo aprendizaje lo realizó en Dinamarca, donde Estudió las técnicas de la pintura al fresco, el grabado y el vitral.


Trayectoria

Al igual que sus coetáneos de la Generación del ‘13, Laureano Guevara tiene una marcada acentuación por la temática popular, pero atisbando lo melancólico. Fue un enamorado del paisaje campestre y costero, de la naturaleza muerta y el retrato íntimo, con un respeto tremendo por lo intrínsecamente plástico, que era lo que inculcaba cuando enseñaba en la Escuela de Bellas Artes. El paisaje chileno exhibió en este artista una rica variedad. Los tonos Más ardidos desdoblan una naturaleza ampulosa y sensual, una utilización justa y equilibrada de las gamas cromáticas. A menudo pintó el paisaje en función de circunstancias ambientales que lo modificaban y le daban carácter (Mes de mayo, Otoño en Tobalaba, Día de otoño, Primavera en Tobalaba), captando esa sutil variación que la luz va poniendo en las cosas.

Los murales realizados por Guevara reflejan rigor técnico, y en algunas ocasiones una marcada dignificación de lo popular (Cartón para mural). Para los artistas que incursionaron en las expresiones muralistas, el mural era un arte público que permitía una comunicación mucho Más efectiva con toda la sociedad y no tenía las restricciones propias de la pintura de caballete.


Aportes

Laureano Guevara desempeñó varios cargos docentes, como profesor de grabado en la Escuela de Bellas Artes en 1927 y 1930; profesor del Liceo Experimental artístico; profesor de la cátedra de pintura mural (de la que fue creador) en la Escuela de Bellas Artes.

Recibió además, importantes premios como:

La tercera medalla en el Salón Oficial (1919)
La tercera medalla sección Arte Decorativo del Salón Oficial (1920)
Segunda medalla Arte Decorativo, Salón Oficial (1923)
Mención honrosa Sección de Arte Aplicado, Salón Oficial (1927)
Medalla de oro, Exposición Internacional de Sevilla, España (1928)
Mención honrosa del Salón Oficial (1931)
Premio Ilustre Municipalidad de Santiago (1937)
Premio Certamen Edwards, Salón Oficial (1937)
Primer premio pintura mural Comité IV Centenario (1941)
Premio de segunda categoría en Arte Aplicado (1941)
Premio de honor, XVI Salón de Verano, Viña del Mar (1949)
Premio de la crítica (1956)
Premio de honor del Salón Oficial (1957)
Premio Nacional de Arte (1967).


Ref. :
http://www.portaldearte.cl/
http://www.mac.uchile.cl/
http://www.memoriachilena.cl/