domingo, 5 de agosto de 2007

Aplicacionista Destacado

ALBERTO RIED S.
Artista, Escritor, Bombero

Alberto Ried nació en Santiago el 22 de febrero de 1886. Era hijo del fundador de la Quinta Don Gustavo Ried y de doña Irene Silva Palma. Estudió en el Liceo de Aplicación y posteriormente en el Instituto Pedagógico y en la Escuela de Bellas Artes, donde obtuvo varios premios por sus obras de pintura y escultura.

Don Alberto provenía de una familia de bomberos, su abuelo fue uno de los fundadores el Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, su padre fundador de la Quinta y él con gran vocación y espíritu generoso continuó con la tradición familiar al fundar hace 70 años el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa.

Don Alberto era un hombre bonachón y generoso, de hablar pausado levemente enfático, un artista múltiple, escritor, pintor, escultor, periodista, servidor público como Cónsul de Chile en Francia y por sobre todo gran bombero.

Como intelectual Chileno integró el famoso "Grupo de los Diez". Como escritor se destacan los libros "El Hombre que Anda", "Hirundo", "La Casa Loca". En París publicó el libro “Veintiuna Meditaciones". Finalmente pública "El Mar Trajo Mi Sangre" y el "Llamado del fuego", rico libro de historias bomberiles, anécdotas y vivencias de su época. Todos los libros son verdaderas autobiografías de don Alberto.

Otro importante hito en su vida fue donar a la ciudad de Santiago, una gigantesca piedra cordillerana con una carta de don Pedro de Valdivia, que hoy se ubica en los faldeos del cerro Santa Lucía. Gestionó la construcción del Mausoleo de los Artistas y gracias a sus innumerables campañas, la estatua "Al Dolor" del artista Carrere Belleuse fue trasladada a la plazuela externa del Cementerio General por Avda. La Paz, rindiendo un merecido reconocimiento a las víctimas del Incendio del Templo de la Compañía.

Ingreso a la Quinta el 8 de diciembre de 1902, fue Ayudante, Maquinista y Teniente 2°, destacándose en los incendios ocurridos después del terremoto de Valparaíso en 1906, fue un fanático Quintino hasta que en 1911 comienza una década de viajes por Norte América y Europa.

Un problema disciplinario, lo obliga a renunciar a la Compañía, el 16 de junio de 1924, reincorporándose el 16 de mayo de 1936. Fundó el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa el 27 de mayo de 1933, siendo elegido Comandante por muchos años.

En 1910 Alberto Ried escribió nuestro himno, la Quintina. En su último libro, "El llamado del fuego”, dice que escribió la Quintina como un acto de amor, devoción y lealtad a su Compañía a la que no ha dejado, porque viejo, enfermo y semi-inválido concurre a su cuartel a rememorar su juventud y a soñar todavía alguna esperanza como en una nueva primavera. Y exclama: ¿Escucha como resuena en mi alma el alma de la canción?

Don Alberto Ried, falleció en Santiago, el 5 del 5 del 65, a sólo días de cumplir el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, su último tesoro, los 32 años de su fundación. Una calle recuerda su nombre y la Sexta Compañía del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa se denomina: “Bomba La Reina Alberto Ried Silva”.
Sus enseñanzas, ricas en nobleza, tradición, ímpetu y disciplina fueron innumerables, destacan " La Vida es lo que Hacemos de Ella" o "No hay imposibles para la Capacidad del hombre". En la piedra de la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa de la que fue Voluntario hasta los últimos días de su Vida, legó:

"DERROCHÉ MI DINERO Y RIQUEZA ESPIRITUAL PORQUE ME DIJO EL TIEMPO QUE ESTE ENORME SILENCIO TENÍA QUE LLEGAR"





“Santiago, 3 de Septiembre de 1942.
Sr. Carlos Silva Figueroa, Rector del Liceo de Aplicación.
Presente.

Mi querido Rector y Amigo: Deseoso de acumular datos y antecedentes relacionados con el papel que han hecho los ex alumnos de nuestro Liceo en su vida activa de ciudadanos útiles al país, quiero anotar en seguida algo que no deja de ser sugestivo y que puede servirle, a quién haga la historia de nuestro establecimiento.

Poniendo un poco de lado mi modesta persona, debo decir, sin embargo, que fui yo quién sin mayores recursos fundé el 27 de Mayo de 1933 el Cuerpo de Bomberos de Nuñoa, institución que hoy en día es ya un ejemplo de disciplina y capacidad en su género. Pues bien, ayer hemos descubierto que la mayor parte de los miembros de su directorio, está compuesta por ex alumnos del Liceo de Aplicación, los cuales se han juntado sin haberse puesto de acuerdo y sólo impulsados por un mismo ideal social.

Anoto en seguida este dato curioso, destacando los nombres de estas personas y los cargos que ocupan en la actualidad:

Alberto Ried S., Director Honorario. Ex alumno de 1902. Ex Comandante durante 7 años).
Fanor VelascoM., ex alumno. Actualmente Secretario General.
Carlos Prado Martínez. Primer Secretario General. Actualmente Director Honorario. Ex alumno de 1902.
Juan Moya Morales. Ex alumno. Actual Alcalde de Nuñoa y Director efectivo de la 2ª Compañía.
Horacio Echegoyen. Ex alumno. Ex Director de la 2ª Cía. Y miembro actual del Directorio.

Cargos activos:
Jorge Vélez. Ex alumno y actual 1.er Comandante.
Heberto Valencia. Ex alumno y profesor. Actual 2º Comandante

El Directorio se compone, además, de un Tesorero General y de otro director efectivo de la 1ª Cía., que son las únicas dos personas que no son ex alumnos.

¿Qué piensa Ud. De esto? ¿No es verdad que es algo muy curioso?

Para mí, que soy el papá de la institución, que en 9 años es propietaria de un hermoso terreno y que cuenta con más de medio millón de pesos en material moderno, este descubrimiento me ha producido una gran satisfacción.

Esto era lo que tenía que comunicarle a Ud. a objeto de contagiarlo con mi entusiasmo, aún cuando esto no es en absoluto necesario.

Saluda atentamente a Ud. Su afmo.

ALBERTO RIED S.
Av. Concha 401”.

Ref.: Cincuenta años de vida del Liceo de Aplicación. Francisco Salazar - José Navarro